lunes, 23 de septiembre de 2013

LLEGA EL OTOÑO... (con el permiso de El Corte Inglés)

Otoño, de Giuseppe Arcimboldo
El otoño es una de las cuatro estaciones del año y una de las dos de la zona intertropical. Astronómicamente, comienza con el equinoccio de otoño (23 de septiembre en el hemisferio norte y 21 de marzo en el hemisferio sur) y termina con el solsticio de invierno (alrededor del 21 de diciembre en el hemisferio norte y 21 de junio en el hemisferio sur). En la zona intertropical del hemisferio norte, empieza el 23 de septiembre y se extiende hasta el 21 de marzo. En la zona intertropical del hemisferio sur, va desde el 21 de marzo hasta el 23 de septiembre.
Su nombre proviene del dios egipcio ATUM que simboliza el sol que se oculta en la tierra.
Sin embargo, habitualmente se conoce como otoño el período que comprende los meses de septiembre, octubre y noviembre en el hemisferio norte y marzo, abril y mayo en el hemisferio sur.
En ambos hemisferios, el otoño es la estación de las cosechas, por ejemplo, del maíz y el girasol. En la literatura, el otoño, en sentido figurado, representa la madurez.
Durante el otoño, las hojas de los árboles caducos cambian y su color verde se vuelve amarillento y amarronado, hasta que se secan y caen ayudadas por el viento que sopla con mayor fuerza. A partir de esta estación, la temperatura comienza a bajar. Los días y las noches tienen la misma duración.

A sereno otoño, invierno ventoso.
Agosto, con las aguas primeras entra el otoño.
Calabazas coloridas, en otoño recogidas.
Calenturas otoñales, o muy largas o mortales.
Castañas en cocción, en otoño e invierno: buena alimentación.
Cuando a las seis veas oscurecer, otoño seguro es.
Cuando el erizo se carga de madroños, entrado está el otoño.
Cuando veas al erizo comiendo madroños, entrando está el otoño.
De lo hermoso, hermoso es el otoño. 
El agua que en el otoño corre, es la que te saca de pobre.
El buen otoño, las primeras aguas por San Bartolo.
El otoño verdadero, por San Miguel el primer aguacero.
En las caricias de otoño, se empieza en la cara y se acaba en el coño.
En otoño y en invierno, tiemble el enfermo.
En otoño, la mano al moño.
En otoño, pan de ayer, vino de antaño y caldito a diario.
La mujer del vinatero, buen otoño y mal invierno.
La otoñada verdadera, por San Mateo las aguas primeras. 
Mañanicas de niebla, tardes de sol; en otoño que poquita calor.
Mucha agua en la otoñada, poco trigo y menos cebada. 
Mucha flor en primavera, buen otoño nos espera.
Ni en invierno viñatero, ni en otoño sembrador, ni con nieve seas vaquero, ni de 
ruines seas señor.
No hay primavera sin flores, ni verano sin calores, ni otoño sin racimos, ni 
inviernos sin nieves ni fríos.
Otoñada segura, San Francisco la procura. 
Otoño e invierno, malas estaciones para los viejos. 
Otoño entrante, barriga tirante.
Otoño entrante, uvas abundantes.
Otoño lluvioso, año copioso. 
Otoño presente, invierno en la acera de enfrente.
Otoño sereno, ventoso invierno.
Otoño todo guardado, en tú casa o en la de tú pariente.
Pájaros de otoño, gordos como tordos.
Para que la otoñada sea buena, por San Bartolomé las aguas primeras. 
Por agosto, con las aguas primeras entra el otoño.
Por las calles de Levante, el diluvio y la inundación, hacen en otoño su 
aparición.
Primavera seca, verano lluvioso y otoño desastroso. 
Sabemos del otoño cuando la hoja, llega al moño.
Si después de otoño seco llueve por Santa Bibiana, llueve cuarenta días y una 
semana.
Si en septiembre comienza a llover, otoño seguro es.
Si en septiembre ves llover, el otoño seguro es.
Tan malo es para los niños el verano, como el otoño para el anciano. 
Tras secos veranos, otoños tempranos. 
Verano que dura, otoño asegura.
Violetas en primavera, buen otoño nos espera.

3 comentarios: