viernes, 20 de marzo de 2015

A LOS VALIENTES DE LA SIERRA DE LAYOS, EN EL DÍA DEL PADRE

(Por José Ignacio)

Mañana fría donde la haya la del 19 de marzo pasado, con amago de lluvia y bastante niebla. También el día un poco triste por lo de la madre de Yayo.
Nos presentamos en el Recinto Ferial de Cobisa unas diez personitas, con cara de querer irnos a nuestra casa al brasero, pero ya que estábamos allí...
Fueron de la partida Medina, Tomás, Ildefonso, Chema, Jorge, Suarez, Flores, Mendo, Marqués y yo que fui de asistencia con mi coche, ya que estaba algo pachucho.
Iniciamos la marcha desde el Recinto Ferial de Cobisa hacia la Sierra de Layos con Ildefonso de Cicerone; Flores y Suarez partieron desde el pueblo de Layos pues quería llevar un ritmo más alegre; Marqués y yo nos adelantamos con mi coche hacia la sierra, pues Marqués no quería hacer tanta distancia.
En torno al kilómetro 5 se une Marqués con el pelotón, en el que faltaban Flores y Suarez, que andaban perdidos por el campo investigando nuevos caminos; en el pelotón, todos juntos y a buen ritmo, como debe ser. 
Llegando a las faldas de la Sierra de Layos, el pelotón compacto se adentra en la propia sierra a través de la puerta de entrada cuyo acceso fue posible por las gestiones de Ildefonso con el guardés de la misma; y es que no queríamos problemas con la autoridad competente.
Inician la subida en grupo compacto y paso firme a través de un terreno algo embarrado; ya sin descanso hacia la cima de la sierra. Yo les espero abajo con el coche por si acaso.
Para mi sorpresa, de repente aparecen Flores y Suarez como si de una pareja de la Guardia Civil se tratara, con un montón de kilómetros a sus espaldas, pues como he dicho, investigaron nuevos caminos. También se encaminan hacia la cima de la Sierra de Layos.
Yo espero a que bajen los dos grupos; hace frío y mucha niebla por lo que no es posible disfrutar de las vistas desde la sierra; día bueno para correr, pero no para observar.
Al rato baja el primer pelotón, el más numeroso y les hago unas fotos en grupo, salvo a dos de ellos que se me escapan: Mendo y Marqués. Después de las fotos, toman el camino de vuelta hacia Cobisa pero por otro camino diferente al que llegaron. Y unos minutos después aparecen de la cima Flores y Suarez, con cara de querer hacer más kilómetros; 18 llevaban ya. Así que les pregunto y optan por volver conmigo en el coche. Qué suerte tuvieron de que no me fuera antes.
Y ya poca historia más; volvimos a Cobisa en coche, y el pelotón numeroso con los valientes llegaron sanos y salvos corriendo, con unos 20 kilómetros en sus piernas y las zapatilla impregnadas de arcilla.
Una vez de nuevo en el Recinto Ferial de Cobisa, se cambian y a casita; no estaba el día para más. Miento, Tomás e Ildefonso desayunaron en la gasolinera de Cobisa.
Quizás lo podríamos repetir en un día más soleado
Gracias Ildefonso por tus gestiones.

José Ignacio.

Por último, Miguel Ángel Suarez nos pregunta a quién de los dos que salen en este vídeo fichamos para la Asociación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada